La palabra es un regalo. Un precioso don derramado en las entrañas de aquellos que aún tratan de apresar la verdad. Es un presente inesperado, inmerecido, a veces desconocido, oculto.

Una de las mayores satisfacciones del maestro es descubrir el poder, los dones, las capacidades que se encuentran dormidas en sus alumnos. Descubrirlas y re-conocer su valor, su potencial, el inmenso poder de lo inmerecido, de lo otorgado, del don.García Márquez pidió en el último congreso del ya anciano idioma español que escribamos, y que escribamos bien... para esos millones y millones de lectores ávidos por encontrar en las palabras algo más que promesas o esperanzas de consumo. Que escribamos bien, que mimemos las palabras, que pongamos en el cajón de los regalos el más preciado, el más frágil, el más etéreo, el don de (enseñar) la palabra.







lunes, 28 de marzo de 2011

Seguimos analizando oraciones (2º ESO)

Para que sigáis repasando...

¿Hace paella tu padre este domingo?

Ha habido momentos verdaderamente emocionantes.

Se vive mejor en mi nuevo barrio.

Juan amaneció con un  flemón tremendo.

Las flores de aquel jarrón parecen de plástico.

Ahora me parece muy entretenida esa película.

Sus palabras no han sido bien interpretadas por la prensa.

Las jornadas de huelga en el transporte han sido paralizadas hasta el mes de marzo.

Alimenta tus buenos hábitos.

Los ganaderos anuncian fuertes subidas de los precios de la carne.

A Luis no le hemos comunicado aún la noticia.

Trata a todos por igual.

Le ha lanzado una indirecta tremenda.

Se compadece de las degracias ajenas con facilidad.

La foca monje es en la actualidad una especie amenazada.

En junio el fuerte viento levanta ya nubes de polvo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario